Calendario, Fertilidad, Prevención y Conducta


Atracción Sexual y Conducta
Alimentación, protección o cobijo y reproducción son determinantes en la conducta de todo ser vivo. Desde el punto de vista ecológico, la atracción sexual entre dos seres de la misma especie está condicionada por el momento del “celo” o fertilidad de la hembra, que atrae por medio de un sinnúmero de señales al macho para que se produzca el apareamiento. Cuando la hembra no está en su período fértil marca distancias con sus congéneres o simplemente adopta una conducta que no incita a la unión.

Este proceso que es natural en los animales superiores, resulta no ser conciente en el ser humano, que ha pesar de compartir el mismo origen y las mismas necesidades biológicas, pasa por alto sus ciclos fisiológicos menstruales en relación con sus propias actitudes de vida; y en consecuencia, ninguna mujer y menos aún el hombre, lleva un calendario de sus propios ciclos internos en relación con su vida cotidiana, tanto en su hogar, su trabajo o sus relaciones sentimentales y/o conyugales.

Este calendario y la información que encontrará debajo de los días recomendados le permitirá conocer la importancia e implicaciones relacionados con los ciclos de fertilidad  en relación con la conducta.


Importancia de los Ciclos de Ovulación en la Vida Humana

Toda mujer, en edad fértil, debe identificar el día que el óvulo es expulsado por el ovario (ovulación) momento en el cual, de haber tenido relaciones sexuales, se produce la concepción de una nueva vida. Durante los 5 días posteriores a la ovulación, existe mayor posibilidad de embarazo. Para hacer conciencia de ese momento, debe observar atentamente sus estados de ánimo, sensaciones, deseos, percepciones u otra manifestación que pueda identificar y asociarla con los días fértiles. Como norma, la alegría de vivir, buena disposición de ánimo, mayor deseo sexual, mayor entusiasmo e inquietud suelen estar asociados con los días fértiles. La ovulación se produce en promedio regular una vez cada 28 días, ciclo denominado menstrual, por su asociación con el ciclo lunar.

El Calendario Médico Lunar le ayuda a identificar con mayor facilidad los días de menstruación o de "luna", los días fértiles y los días díficiles del síndrome pre-menstrual (SPM) o tensión pre-menstrual (TPM). Para ello se dispuso un pequeño espacio en la parte inferior izquierda del recuadro del día, allí puede anotar, a partir del primer día de menstruación, los días fértiles y los días difíciles antes del siguiente período menstrual permitiéndole realizar una planificación de actividades o eventos posibles durante el mes, y así evitar aquellos días de mayor conflicto.


Menstruación y Conducta
Durante siglos, al ciclo natural de la menstruación se lo trata como un asunto vergonzoso que debe mantenerse en secreto, motivo por el cual tanto hombres como mujeres desconocemos las consecuencias que esto trae en nuestras relaciones interpersonales. Muchas mujeres experimentan importantes cambios de actitud con el entorno en los días previos a la menstruación y durante ella, mostrándose más sensibles, susceptibles, intolerantes, agresivas, impacientes, depresivas y por lo tanto más vulnerables a las circunstancias del día a día. Razón por la cual se torna imprescindible abordar el tema de una manera más objetiva para evitar desagradables momentos y por lo tanto malentendidos o resentimientos.

¿Cuál es el precio que tenemos que pagar por nuestra mala conducta…? ¿Qué consecuencias trae a nuestras vidas…? Son preguntas que podemos responderlas según nuestras experiencias personales. El precio de una mala conducta puede terminar en un divorcio, el alejamiento definitivo de la persona que amamos, el distanciamiento o resentimiento de nuestros amigos, hermanos, padres o personas que apreciamos; y en nuestro ambiente laboral, mal trato a empleados, mala disposición en la atención a clientes, en fin, las consecuencias que pueden venir aparejadas por el desconocimiento de uno mismo pueden llegar a ser muy graves.


Ovulación y Conducta
Durante los días fértiles o de ovulación en el cuerpo se producen sutiles cambios: los senos y las nalgas son más firmes, los rasgos faciales se vuelven más atractivos, todo ello acompañado por actitudes entusiastas, alegres, optimistas, seductoras; actitudes en general productivas que bien pueden ser aprovechadas por la mujer para solucionar conflictos, organizar reuniones importantes, concertar una cita, toda actividad que realice en esos días dará buenos resultados.

El problema radica en que la mayoría de las mujeres no es consciente del momento en que esto ocurre y por lo tanto no sabe aprovecharlos de manera adecuada para su propio beneficio. En primera instancia, para concebir o no concebir un nuevo ser; pues, es muy conocido la cantidad de embarazos no deseados desde adolescentes hasta matrimonios establecidos. Pero, si se acostumbra a llevar un calendario o agenda de consulta personal donde anote con anticipación los días del ciclo menstrual y de ovulación para luego realizar una auto observación de conducta y estados de ánimo, toda mujer lograría mejorar su vida. Proceso que debe ser impartido en las instituciones educativas a partir de los 12 o 13 años de edad.


Síndrome Premenstrual o Spm
El síndrome premenstrual o SPM es un conjunto de síntomas o malestares que de forma cíclica afecta a la mayor parte de las mujeres en edad fértil entre 2 a 15 días antes de la menstruación. Es de suma importancia hacer conciencia de este momento fisiológico por cuanto ha demostrado ser crucial en la conducta femenina que se caracteriza por: “reducción del contacto social con tendencia al aislamiento, cambios en los hábitos de trabajo, crisis de llanto, alteraciones en el deseo sexual, disminución de la motivación y la eficiencia, mal control de los impulsos con tendencia a iniciar peleas, disminución de la concentración, indecisión, paranoia y en algunos casos incluso ideas suicidas”. Estas variaciones de conducta pueden estar acompañadas por malestares físicos como: Dolor de cabeza (migraña), dolor de músculos y articulaciones, dolor y sensibilidad en las mamas, cólicos, acné, hinchazón abdominal, hinchazón de pies y manos, náuseas, diarreas, mareos, entre otros síntomas. Cabe recalcar que cada mujer experimentará el SPM de acuerdo a su propio temperamento con niveles leves, moderados o severos; y para ser más conscientes y poder planificar sus actividades diarias y productivas deben llevar un registro de síntomas del SPM por un mínimo de tres meses consecutivos, y de esta manera evitar problemas.


Consejos para Prevenir los Síntomas del Spm
Algunos consejos para prevenir, disminuir o evitar los síntomas del síndrome premenstrual o SPM: procure definir el número de días que lo experimenta antes de la menstruación, para ello apóyese con este calendario.

Todos los meses, especialmente en los días esperados procure dormir y descansar lo suficiente, realizar ejercicios al aire libre, consumir alimentos ricos en fibra y bajos en sal, grasas y azúcar, tomar muchos líquidos, especialmente agua, disminuir o mejor eliminar el consumo de alcohol, café y bebidas ricas en cafeína como la coca cola y los energizantes.

Algunos complementos dietéticos pueden ayudar a combatir los síntomas como la levadura de cerveza, frutos secos, avena, cereales integrales, hojas verdes, alimentos ricos en vitamina B6. Las vitaminas A y E y algunos oligoelementos como el Zinc, el Selenio, el Magnesio, el Calcio, el Manganeso, Cobalto, Yodo y Azufre.

Independientemente de la presencia o no de los síntomas, como medida de prevención, vale la pena beber diariamente una taza de agua de  Milenrama, también se puede elegir Manzanilla, Ajenjo, Salvia, Ortiga, Lavanda, Cola de Caballo, Melisa, Valeriana, Hinojo.


Luna, Conducta y Ciclos Sexuales Humanos
El ciclo lunar siempre ha tenido un papel importante en el ritmo sexual de los animales y de los eres humanos. De allí que científicos de antaño y poetas mencionen a la luna llena con las relaciones románticas. En general se observa una alta correlación de las fases de luna llena y luna nueva con el ciclo mensual reproductivo en las personas; y es curioso notar que tanto el deseo sexual como la mayor incidencia de nacimientos coinciden con estas fases. De allí que en una mayoría de personas, su fase lunar de nacimiento va a coincidir con luna llena o luna nueva, y por tal razón sus estados de ánimo positivos y negativos seguirán una pauta lunar claramente definida durante toda su vida. Si ese es el caso, se vuelve de suma importancia hacer conciencia de nuestros actos, acontecimientos, vivencias o investigaciones en relación con el estado de la Luna.

La sexualidad en el ser humano está asociada con la diversión, las fiestas, el descanso, el relax, la despreocupación; y muchas personas le dedicamos los viernes y/o sábados a estas actividades, días de mayor clientela en bares, discotecas, clubes nocturnos y moteles, al considerar las fases de luna podremos tener una mejor comprensión de nuestro comportamiento y el de los demás y por lo tanto seremos más cautos en los días indicados para prevenir conflictos.


Relaciones Sexuales y Energía
Todos los seres estamos formados por materia y energía. En todo tipo de relación existe un intercambio de energía sutil que nos permite sentirnos a gusto o incómodos, es lo que nosotros identificamos como simpatía y antipatía; causando una especie de desgaste o cansancio físico cuando discutimos o peleamos, o alimenta nuestro buen estado de ánimo cuando compartimos de una manera armónica alguna conversación o experiencia. Tanto más en las relaciones sexuales donde se produce un intercambio intenso de energía entre el hombre y la mujer; de allí las sensaciones de plenitud o insatisfacción, e incluso debilitamiento después de una relación sexual son experiencias que hombres y mujeres experimentamos, incluso con la persona que amamos. Para nadie es desconocido el efecto que trae aparejado frecuentar un grupo de alcohólicos o drogadictos, el ciudadano en cuestión no tardará en adoptar la costumbre de sus nuevas amistades. En el plano sexual es más rápida e intensa la adopción de actitudes o costumbres de un miembro de la pareja en función del más dominante. Es por ello que una buena información sobre las implicaciones reales de una relación sexual nos evitará muchos disgustos, penalidades y sufrimientos.


Matrimonio y Energía
"En un matrimonio feliz donde exista afecto y la natural relación física sexual –ningún matrimonio puede ser feliz sin estos dos factores– gradualmente se forma un cuerpo de magnetismo que incluye a ambas personalidades en un aura común. Esta aura es lo que realmente constituye el hogar.… La vida fuera de esta aura es enteramente diferente de la vida dentro de ella porque tienen un poder peculiar para neutralizar influencias externas; y tanto es así, que cualquier persona dentro de un aura marital bien establecida, está a salvo y es muy resistente a las influencias externas. Esta aura tiene un extraño poder para restablecer el equilibrio de cualquiera de los cónyuges cuando ha sido sacudida por el roce de la vida; donde haya mutuo afecto y respeto, la propia confianza herida por los impactos del mundo es rápidamente restaurada.… El maligno efecto de las relaciones promiscuas y clandestinas tienen su raíz en el daño que causa al magnetismo de ambas partes, porque no puede formarse aura matrimonial alguno.… Cuando las relaciones se limitan únicamente al sexo, faltan ciertas vitaminas espirituales esenciales.… Normalmente, cuando el matrimonio está basado en el amor recíproco el primer ímpetu emocional los conduce por encima de ese período; y cuando luego las emociones descienden a la temperatura normal, comienza a formarse el aura del matrimonio; así, las primeras querellas terminan en reconciliación y no en separación… "
Dion Fortune


Concepción de Niño o Niña
Uno de los problemas más graves que ha heredado la humanidad desde siglos es una mala educación para la vida. Una educación donde el tema sexual y reproductivo se lo ha considerado como un asunto vergonzoso, como algo de lo que no es importante conversar ni vale la pena atender y menos aún en un contexto integral relacionado con nuestro comportamiento social, laboral y productivo.

El deseo de tener hijos es natural en el hombre y con mayor fuerza en la mujer. Elegir el sexo del nuevo ser ha sido un mito debido a nuestra propia ignorancia, y debido a ello muchas parejas se han llenado de hijos varones esperando una hija mujer o de hijas mujeres esperando un varón soportando la carga económica, responsabilidad y problemas psicológicos que esto conlleva. Pero, según algunos datos recopilados es posible elegir de una manera sencilla y natural el sexo del bebé, y para ello es importante llevar en el calendario un registro del ciclo de fertilidad de la mujer. Una mujer con un periodo menstrual regular de 28 días y sin la influencia de anticonceptivos o medicamentos hormonales debe contabilizar desde su primer día menstrual. Para concebir una niña debe tener relaciones entre el día 10 al día 12 y un niño entre el día 13 al día 15 en su contabilidad de su ciclo reproductivo. Esto lo puede realizar con mayor certeza si sabe identificar el momento de la ovulación; si desea niña debe tener relaciones en el inicio de la ovulación, si niño es indispensable hacerlo dos a tres días después de la ovulación.


Calendario, Prevención y Conducta
El objetivo de un calendario es prever lo que va a suceder en los días venideros; dichos acontecimientos tienen ciclos recurrentes de tiempo corto, medio y largo: el más evidente dado por el día y la noche, y el año. Sin embargo, en el ciclo mensual, menstrual o lunar las variaciones emocionales y por consiguiente de conducta se hallan marcados de una manera poco precisa, debido a las variaciones fisiológicas que en cada individuo varía de acuerdo a la naturaleza energética, y que sin embargo pueden predecirse en función de sus propios ciclos menstruales en las damas y los que se replican, no tan evidentes, en los caballeros. Una medida interesante de seguimiento es a través de la fase lunar de nacimiento, otro lo constituye, contabilizando los días de menstruación y fertilidad.

Si somos conscientes de las consecuencias que determinadas reacciones de conducta generan en nuestro entorno inmediato y además conocemos en qué momento somos más propensos para actuar de manera equivocada, entonces podemos prevenir y evitar circunstancias desagradables en los días por venir.

El impacto económico de poder adelantarnos a un futuro inmediato, y más aún a un futuro lejano, es sencillamente inconmensurable.

Recordemos que todo lo que nos sucede de una u otra manera nosotros lo atraemos a nuestras vidas; si podemos equilibrar nuestros estados de ánimo, entonces seremos controladores de nuestro ambiente inmediato y dejaremos de atraer circunstancias desagradables o intolerables, y en el peor de los casos sabremos como actuar.
.

Calendarios Lunares Santiago Bakach
Calendario  Lunar
Artículos - Biblioteca
Prohibida la Reproducción Total o Parcial sin la Autorización del Autor. Registro de Inscripción # 009626
Correo Electronico
Correo Electronico