Vivir en Equilibrio


Que la Presencia Omnisciente, Trinita y Una al descender sobre vosotros,
llene vuestra existencia del equilibrio que habéis solicitado
para que entendáis en plenitud de consciencia
lo que significa vivir en equilibrio.

Todos vosotros conocéis las leyes del Universo
y una de ellas es la Ley del Péndulo, otra es la de Correspondencia,
otra es el Universo es Mental, otra es lo que es arriba es abajo, 
y pudiera seguir enumerando más de 7 leyes;
pero en verdad, Joel que os ama tanto, aquí presente, instructor y guía,
precediendo hoy la Hermandad Blanca,
viene desde su corazón a haceros una reflexión importante:
no solo en este momento y en este tiempo y a esta hora, sino siempre,
Joel desde su corazón viene a pediros y a deciros
que todo lo que os sucede es porque estáis dispersos energéticamente.

Os habéis dispersado hasta tal punto
que no os reconocéis en realidad quienes sois,
os habéis dispersado de tal forma que os sentís indefensos en este mundo,
empezáis a contactar con emociones como la ira, la impotencia, el enojo
y empezáis a actuar desde estas energías emocionales.
Os habéis vuelto vulnerables, es como que habéis bajado la guardia,
os habéis puesto vulnerables a tal punto
que energías impensables os tocan y os lastiman, porque estáis dispersos.

La falta de equilibrio es esta dispersión energética,
porque Joel desde su corazón os mira y en verdad os dice
que vuestro cuerpo ocupa un lugar en este planeta,
vuestra mente desconectada de vuestro cuerpo,
vuestras emociones, vuestros sentimientos y vuestras acciones
en oposición a vuestra mente y a vuestro cuerpo
y no se diga de vuestra alma y de vuestro espíritu.

Vosotros sabéis que el Padre Eterno os ama
hasta tal punto que os ha mandado protegidos en infinitud,
mas sois vosotros los que abrís esa protección y permitís que os lleguen energías
que antes parecían inalcanzables para vosotros,
estáis dispersos… estáis dispersos entre el mundo,
estáis dispersos entre los cuerpos mentales, eléctricos,
químicos, biológicos, áuricos, astrales;
no sois una unidad, os habéis dispersado y desintegrado
y no hablo solamente de este Círculo de Luz, me refiero a la humanidad entera,
habéis permitido que la prisa marque vuestra vida,
no alcanzáis a nada, no tenéis tiempo para nada,
ni para las cosas o las circunstancias que el mundo os impone,
mucho menos tenéis tiempo para vosotros mismos,
para sentiros que sois una unidad total, energética, vital, vibracional.

Estáis desintegrados en vuestros enojos, en vuestros desacuerdos,
en vuestras peleas por el poder.
Todos peleáis por el poder en diferentes grados, de diferentes maneras,
peleáis por el poder.

La cabeza visible de este país pelea por el poder
y vosotros seguís su ejemplo en menor grado con los que os rodean,
con los que dices amar.

Preferís los desacuerdos, las disputas, los enojos,
a la integración familiar, a la paz;
estáis prestos a juzgar y a criticar
y no estáis prestos al respeto y a la tolerancia que os merecéis.

Vosotros conocéis la ley de causa y efecto
ya la habéis vivido y experimentado y parece que olvidáis que existe.

Seguís esperando pacientes que las cosas caigan del cielo,
del cielo que os habéis creado en vuestra mente,
el cielo de arriba, el cielo que no existe.
Calendarios Lunares Santiago Bakach
Calendario  Lunar
Artículos - Biblioteca
Prohibida la Reproducción Total o Parcial sin la Autorización del Autor. Registro de Inscripción # 009626
Correo Electronico
Correo Electronico
Joel desde su corazón muy amoroso, viene a recordaros,
que los únicos autores de vuestras propias vidas sois cada uno de vosotros,
con las decisiones que tomasteis y con las decisiones que dejasteis de tomar,
con las palabras que hablasteis y con las que callasteis,
con los sentimientos y con los no sentimientos,
con el amor y el no amor, con la vida y la no vida.

Y en verdad Joel viene a deciros que estais en la no vida
y cuando permanecéis en la no vida os desintegráis,
os desarmonizáis y por supuesto os enfermáis. 

Joel os pide un segundo de silencio
para que os reconozcáis en qué lugar estáis,
en el lugar que decidisteis estar cada uno de vosotros,

¿Donde estáis…?,  ¿A que estáis prestando atención…?,

¿A donde van todos sus poderes interiores…?.

¡ Si vuestro cuerpo, vuestro pensamiento, vuestro espíritu,
vuestras emociones y vuestras acciones no están completamente alineadas,
significa que estáis en la no vida !,
que preferís esperar que las cosas os caigan del cielo,
porque estar alineado significa estar presente cada segundo de vuestra vida,
significa la decisión de no ir por este mundo
como un autómata siguiendo creencias, siguiendo órdenes, siguiendo leyes.
Os desintegráis cuando usáis vuestro verbo para criticar,
para juzgar, para lastimar, para dañar lo que habéis construido.

Joel os dice desde su corazón que os esforzáis en construir y es válido
pero con una sola palabra destruís todo lo que habéis construido.

No es el tiempo o el momento de buscar sentirse culpable,
es el tiempo y el momento de la decisión valerosa de reintegrarse a sí mismo.

Me reintegro en cuerpo, en mente, en pensamiento,
en sentimiento, en emoción y en acción
para entender lo que es ser uno solo, uno solo consigo mismo,
para entender cómo puedo ser uno con la Madre Naturaleza,
con el Universo y el Cosmos. 

Joel os pide que seleccionéis lo que escucháis,
que seleccionéis con cuidado lo que leéis, que estéis atentos y vigilantes.

Se os vuelve a solicitar desde el corazón del Cosmos,
una presencia atenta y vigilante para que podáis reconocer a quien os rodea,

¿Estáis atentos con quienes os reunís…?, ¿Con quienes compartís…?. 

Joel hace eco de las bendiciones que habéis pedido
y en verdad desde este corazón que os ama en infinitud,
Joel puede bendeciros 70 veces 7 y esta bendición es válida y es poderosa.

Pero más poderosa es la bendición que vosotros dais a los que amáis,
esa bendición que sin duda alguna deberá provenir desde vuestro corazón.
Joel no ha escuchado una palabra de agradecimiento
ante los alimentos que recibís de vuestra Madre Naturaleza
ni siquiera antes de servirse vuestros alimentos
hacéis un minuto de silencio para conectar
con esa esencia que os va a nutrir y os va  a alimentar.

¿Dónde está vuestra atención…?  ¿Dónde está vuestro Ser…?

¿Dónde está vuestro cielo…?.  ¿Dónde…?. 

Joel al presidir la Hermandad Blanca
y al abrazar esta Hermandad vuestro planeta
os recuerda que sois vosotros los que debéis obrar,
sois vosotros los que debéis tener la decisión de cambiar
desde vuestro cielo y desde vuestro interior.

¡…Nadie lo hará por vosotros…! ¡Nadie…!

Ninguna persona en este planeta, por mas poder que tenga,
podrá cambiar lo que vosotros no queréis que cambie.

Ninguna persona podrá daros lo que vosotros no queréis recibir.

Ningún doctor podrá sanar lo que vosotros no queréis curar.

Se os ha dicho en repetidas ocasiones que ya no hay tiempo
porque el tiempo es cada uno de vosotros,
en vuestra decisión de evolucionar, de surgir.

Se os ha dicho en numerosas ocasiones
que en el Universo lo único permanente es el cambio
y vosotros no queréis cambiar.

Se os ha dicho que nada os pertenece que todo está a vuestro servicio
y os empeñáis en hablar de mío, lo mío, para mí;
y eso en verdad no existe.

Nada os pertenece y sin embargo todo es a vuestro servicio
entendedlo desde vuestro corazón y desde vuestro cielo
para que lo comprendáis. 

Joel desde su corazón y con el respeto que merece
cada una de vuestra Presencia y de vuestra Existencia,
viene a deciros que no os pongáis en los extremos,
sino que optéis por el camino del medio para que podáis mirar
a vuestra derecha y a vuestra izquierda, eso es el equilibrio.
¡ Centraos…! 

Para que desde vuestro centro
podáis sentir vuestro cuerpo y vuestra mente,
podáis sentir vuestra tierra y vuestro cielo,
podáis caminar entre vuestra Luz y vuestra oscuridad.

Estáis tan dispersos
que no escucháis los mensajes amorosos de vuestra madre naturaleza,
no tenéis el tiempo para alzar vuestros ojos
y mirar los mensajes que hay en el cielo con cada estrella.

Estáis dispersos y la dispersión produce inactividad
o produce una actividad temporal y luego os volvéis a dispersar.
No hay continuidad en vuestros pensamientos, sentimientos y acciones,
entonces os dispersáis. 

Todo lo que la Hermandad Blanca
precedida por Joel pueda hacer a vuestra solicitud, se hará,
pero nada es más poderoso y nada es más valioso
que lo que vosotros decidís hacer por vosotros mismos,
por vuestro cambio y por vuestra evolución,
para que entendáis y aceptéis que debéis vivir y obrar desde vuestro cielo. 

Presencia Trinita Y Una mira con ojos de misericordia, amor y justicia
a mis hermanos aquí presentes en este Círculo de Luz,
que cada palpitar de tu corazón, Divina Presencia, vuelva a reuniros
no solo en este círculo sino interiormente,
para que vuestro cuerpo, vuestra mente, vuestros pensamientos,
sentimientos, acciones y emociones sean uno solo,
permite Padre que mis hermanos puedan obrar desde su Luz,
desde su Centro, desde su Cielo, que así sea. 
Amén.  


En estas manos serán depositados en absoluto y total silencio
lo que necesitáis para reconoceros, para reintegraros,
para que no sigáis vulnerables, para que no abráis vuestras protecciones.
Aquel de mis hermanos que ha sentido con su corazón,
ha escuchado con sus oídos interiores y ha visto su vida
y su Ser desde los ojos del alma
puede tomar de estas manos en absoluto silencio lo que necesita,
que así sea.
Amén. 


Depositad. ……………
Joel antes de dejaros temporalmente vuelve a repetiros y a recordaros
lo que una vez os dijo:
Que pongáis vuestros ojos, vuestro corazón y vuestros oídos
en los niños que están en las cunas,
recordad… recordad…

Joel desde su corazón solicita a la Presencia Trinita Y Una, 
una bendición amorosa para la mitad de este planeta….
……………………………………  (habla en otra lengua)
que la vibración de esta bendición apaciente al Ecuador. 
Amén. 


Que la paz quede en vuestro interior, que la Luz quede en vuestro interior,
que la verdad que os pertenece a cada uno os acompañe,
Id en Paz.

Amén…  Amén… Amén.

Mensaje Canalizado del Angel “Joel”